hipo

Comunicarse bien, vivir mejor!

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Por Viviana Maller

La calidad de vida en el Adulto Mayor esta multi-determinada por su inserción en la vida familiar, social y en actividades que le permitan seguir activo, generar nuevas relaciones y desarrollar nuevos conocimientos.

La Hipoacusia impacta directamente en la totalidad de estas actividades, ya que la persona, al tener cada vez más dificultades para comunicarse, tiende a aislarse. Así deja de participar en eventos o conversaciones familiares, evita asistir a situaciones sociales que lo expongan a la frustración de no comprender lo que se dice.

La pérdida auditiva de inicio en la adultez fue clasificada como una de las diez condiciones de mayor impacto en la calidad de vida en 47 de los 52 países de Europa. (“Observatorio de salud europeo 2005”, OMS).

Así la Hipoacusia genera un impacto a nivel emocional y cognitivo; la estimulación neuronal merma y el envejecimiento cerebral se acelera si la persona mayor con hipoacusia no es equipada correctamente. Asimismo, se ha relacionado con la aparición de sintomatología propia de estados depresivos y ansiosos

 La Fundación Aiglé y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires comenzaron a desarrollar un Programa  grupal aplicado en personas mayores con algún grado de hipoacusia adquirida en su adultez, con el objetivo de generar y mantener hábitos de comunicación efectiva, además de brindar información y herramientas para manejarse de manera eficaz con las dificultades que conlleva vivir con hipoacusia.

Los destinatarios directos son los adultos mayores con algún grado de Hipoacusia (leve, moderada o severa), que asisten a Centros de jubilados CABA y que no posean deterioro cognitivo, que les impida estar presentes y participar en la actividad.

Los cónyuges y familiares reciben material escrito con información simple que les permite comunicarse mejor con el Adulto con Hipoacusia. Asimismo, los asistentes al curso fomentan el diálogo constructivo con ellos mediante técnicas que se trabajan a lo largo del curso. La cantidad de beneficiarios indirectos se multiplica exponencialmente por la cantidad de personas que sean allegadas a los participantes.

Trabajamos interdisciplinariamente, psicólogos y fonoaudiólogos, abordando el fenómeno desde una mirada Bio-Psico-Social.

El curso consta de 4 encuentros,  en los cuales se enseña a los participantes a identificar y resolver situaciones de cortes en la comunicación, brindándoles estrategias concretas y recursos que ellos mismos puedan aplicar cotidianamente. Asimismo se les brinda información sobre hipoacusia con el fin de que comprendan mejor los alcances y particularidades de la misma; información sobre el funcionamiento de los audífonos y lo que cabe esperarse de los mismos.

Todos los nuevos conocimientos se aplican y ejemplifican con las situaciones particulares de los participantes para lograr el máximo aprovechamiento del  curso.

El trabajo en el ámbito del grupo, también incluyen acciones orientadas a trabajar la aceptación, el  duelo, el acompañamiento, el aprendizaje vicario, el cuestionamiento de creencias, la recuperación de redes y técnicas de reconocimiento y manejo del estrés.

El trabajo grupal ha demostrado generar una mejor adaptación a los audífonos en quienes ya los tienen, así como una mayor predisposición a obtenerlos en quienes los necesitan, pero se han reusado a incorporarlos.

El grupo permite compartir la experiencia con otros y aumentar la conciencia de que las dificultades propias no son muy diferentes de los de otros, generando un fortalecimiento de la autoestima.

Impacta positivamente en  el sentimiento de autoeficacia en quienes participan ya que:

-Les brinda herramientas concretas para manejar situaciones comunicacionales

-Genera validación de sus vivencias

-Favorece la apertura del diálogo con sus familiares y allegados

-Brinda información sobre cuestiones técnicas y prácticas que los colocan en un rol activo respecto de su patología, y otros.

El adulto mayor obtiene herramientas que lo empoderarán respecto de su vida social, familiar y su relación con la sociedad. La posibilidad de maximizar su comunicación y minimizar el impacto de la hipoacusia en sus comunicaciones le permitirán participar en una mayor cantidad de actividades y disminuirá la tendencia al aislamiento, constituyendo, además, un poderoso dispositivo de prevención de la depresión.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn