diapositiva1

Proyecto Genero y Familia

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Por Diana Kirszman y Edith Vega

diapositiva1En el 2005 en la Conferencia Mundial de Pekín sobre la Mujer, se aclaró la diferencia entre: Sexo, que describe las diferencias biológicas entre hombres y mujeres, y Genero que describe el distinto comportamiento de hombres y mujeres en la sociedad según las condiciones de educación, cultura, familia, etc.

El Proyecto de Género y Familia es el primer abordaje interdisciplinario para brindar asistencia y acompañamiento a niños y jóvenes transgénero y a sus familias, desde una visión afirmativa y despatologizante.

Este proyecto surge de la conjunción de dos equipos, el GAPET (Grupo de Atención a Personas Transgénero), pioneros en asistencia a personas transgénero en el Hospital Durand de Buenos Aires y Fundación Aigle, con el apoyo del Instituto Ackerman de Terapia Familiar, en Nueva York, donde funciona exitosamente un dispositivo con similares características.

Lo distintivo de este Proyecto es el abordaje interdisciplinario de un equipo especializado en la temática, capacitado para acompañar a niños, niñas y adolescentes, sus familiares, y las instituciones que los involucran: el colegio y los entornos cercanos. Contando con espacios de inclusión y de libre expresión, personalizados y también grupales, contemplando en los casos que fuesen necesario, psicoterapia individual y/o familiar, y servicios médicos integrales.

Sabemos que esta experiencia existe y desde la primera infancia hay niños que expresan su disconformidad respecto al sexo al que han sido asignados.  Dicha disconformidad puede incluir a los roles, ropas, juegos y también al cuerpo.

En una encuesta llevada a cabo por un grupo de investigadores de la universidad de Minnesota en 2015,  encontró que:

  • El 56% de los jóvenes entre 13 y 20 años conocen a alguien que se encuentra incómodo con su sexualidad en comparación al 43% de personas entre 28 y 34 años.
  • El 35% de estos jóvenes se definen en algún punto dentro del espectro de la bisexualidad, mientras que el 24% se definen de la misma manera en la población de 28 a 34
  • El 60% de la generación Z considera correcto poder explorar su sexualidad

Esta realidad se evidencia en la primera consulta clínica, donde los grupos etáreos que demandan atención, se dan a edades más tempranas.

El desarrollo de un marco legal apropiado, en nuestro pais, permite contar con una Ley de identidad de género a partir de la cual los niños, niñas y adolescentes quedan enmarcados como sujetos de derechos en sus diversidades.

En setiembre de este año, Noruega aprobó  una ley pionera en derechos de los niños transgénero que permite que los niños, a partir de los 6 años y con el consentimiento de los padres, puedan identificarse con el género que decidan, independientemente de su sexo biológico; sumándose así al impulso iniciado en países como Argentina, Irlanda, Dinamarca y Malta.

Algunos aspectos para considerar en el momento de la consulta:

  • ¿Cómo afectan las experiencias del pasado y del presente en el seno familiar de un niñx / adolescente Trans?
  • ¿Cuáles son los factores contextuales en la vida de la familia que pueden ser estresores?
  • ¿Cómo pueden afectar las diferencias sociales en la relación terapéutica?

Los padres de niñxs trans consultan por diversos motivos:

  1. No están del todo seguros si aquello que le sucede al niñx es patológico o no
  2. No están seguros de las acciones que deben tomar
  3. Buscan información y recursos para ayudarlos a comprender la identidad de los niños
  4. Buscan ayuda sobre las posibles ramificaciones de las conductas del niñx
  5. Buscan ayuda profesional en búsqueda de un acompañamiento en la adecuación de identidad del niñx

Para las familias que no poseen disfuncionalidad familiar y recurren a un terapeuta por un tema de transexualidad es necesario:

  • Brindar información sobre la transexualidad y cómo la identidad sexual es distinta a la orientación sexual
  • Ser un facilitador en cuanto a un trabajo interdisciplinario
  • Infundir esperanza
  • Facilitar que la familia se contacte con otras personas que se encuentran atravesando la misma situación
  • Contactarse con el establecimiento educativo al que concurre el niñx y trabajar con las autoridades y equipo de orientación escolar.
  • Tener siempre presente el factor cultural tanto del contexto en donde se lleve a cabo la consulta como los valores del sistema familiar.

Pasos a seguir: con la familia

  • Aceptación de la familia: resignificar la situación, mitos
  • Consulta interdisciplinaria: entre la enfermedad y las diferencias
  • Gradualidad en los cambios: tolerar la incertidumbre

Pasos a seguir: con el niño/adolescente

  • Identificar la problemática: de si mismo/ frente a los otros
  • Vestimenta acorde con su sentir
  • Conocer los obstáculos que debería enfrentar al avanzar: favorecer el sostén y la aceptación más que el enojo
  • Moderar el impulso a “resolverlo ya”: facilitar la consolidación de cada paso

 

Para mayor información contactate a fundacion@aigle.org.ar

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn